Murcia Magna

CAPÍTULO VII:

M U R C I A    M A G N A


Tan sólo 24h después aún es difícil sintetizar en un texto lo que se ha vivido en Murcia en la tarde-noche de ayer. Ya esta semana nos ha dejado fotos y momentos que ya forman parte de la historia nazarena de Murcia, cuanto menos el día de ayer.

A medio día llegaba a San Antolín el Santo Sepulcro o "La Cama" desde Santomera. Exquisito trono en donde descansa el cuerpo de Ntro. Señor., rodeado de una auténtica nube de alelíes.
Mucho ambiente en la ciudad, en torno a la Catedral, San Antolín.
Sillas a lo largo de la carrera.
A penas recién comidos se hacían ver las primeras túnicas por la ciudad. "Mira! Mira! Un nazareno"
"Mira que túnica ¿es de Cieza, verdad?" Todos caminaban a su lugar de salida. Imágenes nada habituales en pleno mes de Noviembre, pero que nadie quiso perderse. El centro, a lo largo de todo el recorrido, cuajado de nazarenos venidos de diversos puntos geográficos, regionales, nacionales e internacionales, que no quisieron perder detalle de este magno desfile.



A las 16:30h las puertas de la Iglesia de Jesús se abrían. Aparecía la Cruz Guía, una cruz de penitente de Jesús con un paño de la Titular Servitas. Estandarte y penitentes de Lorquí precedían a su Nazareno quien, al igual que la Dolorosa, salieron a la murciana plaza de San Agustín a los sones del Himno Nacional. Parecía increíble pero si, era Ella, la Dolorosa de las Dolorosas quien teníamos frente a nosotros. Majestuosa. Sin más palio que el cielo de su Murcia, ese que lleva en sus hermosos ojos que derraman seis lágrimas por su delicado y pálido rostro. Es la Virgen de nuestros abuelos, la que colgaba en coloreadas fotos en lo alto de lugares privilegiados de nuestras casas, de regalo con "el ajuar" de boda. La Virgen de toda Murcia. Una especie de "segunda Patrona" pues.. ¿qué murciano no siente suya y quiere a la Dolorosa de Salzillo?
Realizado el encuentro entre la Virgen y el Nazareno, impartiendo éste con su brazo derecho la bendición, partieron juntos a San Antolín.

Eran las 17h en punto. Las bandas preparadas y formadas. Fotógrafos en sus puestos. La Agrupación Musical "Pasión de Cristo" interpreta los primeros acordes, suena ¡A la Gloria!, #MagnaMurcia ha comenzado y la emoción se hace presente, la misma que no suelta nuestro pensamiento ahora, 24h después. Bien es cierto que fueron 16 pasos los que procesionaron, pero eran 17 realmente. A cada paso que se asomaba a la puerta de San Antolín era el Perdón quien se asomaba, quien también de algún modo salía a las calles de Murcia desde su camarín, los corazones se tornaron magentas cada vez que el Crucificado de Salzillo formaba parte de cada trono que salía convirtiéndose en el mejor retablo que ninguna Cofradía hubiera imaginado, es el devotísimo Señor del Malecón, el Cristo del Perdón.



Cristo entró a esta particular Jerusalén a lomos de una burrica esta vez desde San Antolín, fue prendido en Sagasta entre aplausos, los mismos que le acompañaron durante todo el recorrido. La emoción y el respeto, el abrazo de dos ciudades hermanas. Cartagena y Murcia, Murcia y Cartagena. Algo que jamás olvidaremos y al que le caben muchos calificativos. ¡Gracias Californios!
Fue el mismo Cristo quien se asomó al balcón desde Caravaca, quien llevó su Cruz de Lorquí al Museo Salzillo y se adentró en la ciudad de Alfonso X para impartir la bendición desde la mismísima puerta de la Catedral, teniendo por compañía a San Juan, que lloraba emocionado, precediendo el camino al dolor más hermoso de toda la cristiandad, la Dolorosa.
Cada ciudad, cada pueblo, cada escultor y cofradía, entienden a su manera la Pasión de Cristo, y que a fin de cuentas es la misma, unos lo ven arrodillado mirando al cielo yeclano, en Jumilla como Cristo de la Vida, para otros es su Santo Consuelo quien desde la Ermita de la Atalaya les cuida, y en Murcia es nuestra Salud, pero siempre es el mismo Jesús traspasado por clavos en el madero de nuestra Salvación, nuestra Cruz. La misma que de retablo le sirve a la Reina de los Servitas, quien de algún modo fue "la Patrona" de tan excepcional noche. Ella, solo Ella, sabe lo que significó ese dolor de ver muerto a su Hijo, por eso, según el "evangelio en madera" de González Moreno, irrumpe en el Santo Entierro de Cristo para una última caricia en su rostro, en su cara, sangre de su sangre, carne de su carne sepultada en Santomera, entre alelíes y bombas de luz. Y María, siempre presente,  recoge toda esa Pasión entre sus delicadas y preciosas manos, las lleva entre siete puñales que flanquean su esperanzado corazón coronado de espinas que saben a Perdón, esperanza que convirtió en alegría al ver transformada la Cruz en flores en brazos de un ángel, al ver resucitar perfumado de nardos al Rey de Reyes, al Señor de Santa Eulalia.

Cerca de 6horas ocupó el cortejo procesional en la calle del que se podrían escribir mil líneas más, y del que ya tenemos recuerdos que jamás olvidaremos. Las mismas horas que ocupó en los primeros puestos de redes sociales el hashtag #MagnaMurcia, llegando a ser TT (Treending Topic en Twitter)Gracias a cuantos compañeros se sumaron a la campaña, tanto murcianos como de otros puntos de España que se sumaron a esta campaña, y del mismo modo a quienes lo hicieron posible interactuando con el mismo, especialmente a nuestros seguidores en redes sociales y en este blog ¡Gracias!

Enhorabuena a todas las personas que lo hicieron posible. Desde la UCAM y Cabildo, Cofradías y Hermandades participantes, estantes, anderos y portapasos, músicos, acólitos y monaguillos. Floristas y camarerías de todos los pasos. A todos nuestra felicitación y agradecimiento por permitirnos vivir esta procesión. A todos ¡Gracias!
Y, como no, matrícula de honor para la organización, para la minuciosa organización de la puesta en escena en la calle, a ese equipo humano: ¡enhorabuena!

Y finalmente el agradecimiento y abrazo a mis compañeros que siempre contagian su buen hacer, su ilusión y profesionalidad. Sin ellos todo sería muy distinto. La alegría compartida sabe mejor, más si cabe cuando se trata de lo que tantos nos emociona.

Aquí les dejamos con una selección de fotografías. Pronto más galerías fotográficas de los preparativos de la Procesión, SPLENDOR CRUCIS y otras sorpresas, aquí en nuestro blog y redes.


"Magna Murcia, yo estuve allí..."
GALERIA FOTOGRÁFICA
© Francisco Nortes

INICIO DE LA PROCESIÓN,
desde San Antolín




























































PROCESIÓN EN BELLUGA,
ante la Catedral y el Obispado